cactusspot greenhouse

InvernaderoDesde hace mucho, mucho tiempo, los cactus han estado presentes en mi vida, incluso cuando he pasado largas temporadas en el extranjero los cactus han estado conmigo. Ha sido un largo proceso de observación y aprendizaje hasta alcanzar un cierto conocimiento sobre ellos y empezar a reproducirlos.

Desde el principio de la humanidad los cactus han estado presentes en distintas civilizaciones, como objeto de culto, como medio para conectar con el más allá, como materia prima para construir casas y defensas, como alimento, bebida y medicina y, porque no, como objeto de atención plena para la meditación.

Nosotros, en cactusspot, tratamos de conseguir cactus cuyo aspecto no se aleje del que tienen en hábitat, para ello usamos un sustrato básicamente mineral y respetamos el descanso invernal de las plantas en invernadero sin calefacción y sin riego durante al menos dos meses. En esta zona los inviernos son templados y soleados con una temperatura máxima diurna en el invernadero que puede alcanzar los 25º o más y una mínima nocturna de 2º y que incluso baja de 0º algunos días.

Nuestro método de cultivo respeta el crecimiento vegetativo natural de los cactus con la aplicación de abonos y pesticidas químicos sólo en casos extremos, con ello intentamos conseguir plantas fuertes y vigorosas, sin forzar su crecimiento y con aspecto semejante al que presentan en su hábitat, no tratamos de reproducir plantas perfectas. Al principio queríamos cultivar todas aquellas especies bonitas, raras e impresionantes y de moda, pero con el tiempo hemos ido seleccionando las plantas que mejor se adaptan a nuestros métodos y concepto de cultivo.

Rafa – Cactusspot-